La Aromaterapia es una excelente alternativa natural para los niños hiperactivos. Algunas comorbilidades y comportamientos comunes pueden mejorar muchísimo. ¡Te cuento aquí!

 

 

El punto más importante antes de iniciar este artículo es dejarte saber que la hiperactividad infantil no es una enfermedad. Es un síntoma a nivel clinico. Comportamientos problemáticos tales como: actividad motora intensa, constante movimiento, demasiada energía, brincos y saltos constantes pueden causar problemas en la escuela, el hogar y en la familia.

Estos chicos y chicas constantemente dejan alguna tarea a medias para comenzar otra y así se meten en serios problemas. Pero no son niños enfermos. Muchos de ellos son brillantes y muy creativos.

Ahora sí, existen alternativas como la aromaterapia para niños hiperactivos.

¿Qué es la Aromaterapia?

Es una técnica o disciplina que busca el restablecimiento del equilibrio perdido, (sea físico, emocional, cognitivo o espiritual) y el bienestar de las personas que la practican. Generalmente se aplica por via tópica o inhalación y requiere aprender cómo trabajarla de forma segura. Todo esto se logra a través del uso de aceites esenciales puros y de alta calidad. Es un tratamiento completamente natural y no invasivo.

¿Cómo usar la aromaterapia en niños hiperactivos?

Los aceites esenciales que se usan en la aromaterapia tienen muchas propiedades terapéuticas que provocan agradables reacciones y estimulos de relajación, especialmente en los niños hiperactivos. Existen muchos aceites esenciales que son altamente efectivos para mejorar la concentración, el enfoque, para reducir comportamientos oposicionales, para relajar y hasta para dormir mejor.

Cabe señalar, que no todos los aceites esenciales se pueden usar en los niños. Para hacer uso de forma segura es importante educarse en el tema.

Algunos aceites esenciales seguros para ellos son:

Recomendaciones para dormir mejor

Si a tu niño le cuesta trabajo irse a dormir o mantenerse dormido una vez logra relajarse, te recomiendo que le des un masaje en los pies con unas gotas de vetiver o lavanda antes de que se acueste. También puedes aromatizar su cuarto colocando unas gotas de aceite de bergamota y otras de lavanda en un difusor ultrasónico unos 20 minutos antes de que sea la hora de dormir.

Otra recomendación es aplicar unas gotas de vetiver o naranja en un algodon y colocarlo en su almohada. Y una de mis favoritas es preparar un “splash” en una botella atomizador con lavanda, bergamota, vetiver y naranja y rociar las sabanas, las pajamas y hasta el peluche favorito.

Seguridad ante todo

Recuerda que la habitación debe estar bien ventilada. Si vas a usar un difusor con media hora que lo prendas es suficiente, no queremos sobrecargar el sistema olfativo. También disminuye el tiempo de ver televisión así como de los juegos electrónicos. Armoniza el ambiente de su cuarto para que sea uno tranquilo y relajado, evita la aglomeración.

Y por último pero no menos importante, recuerda siempre usar aceites esenciales puros y de alta calidad como los que yo uso y que te recomiendo.

Si deseas aprender más sobre la aromaterapia infantil puedes seguirme en mi página https://www.facebook.com/misaceitesesencialesbyzorycarcano